domingo, 15 de febrero de 2009

EL PROFESOR EN TIEMPOS DE INTERNET

Estaba en Eseade, clase de post-grado sobre Mises. Comienzo la clase confundiendo “datos”. Mises nació en Viena………. ¡No!, Eh…….. ¿Dónde era? Bueno, tampoco me acuerdo…. Disculpen….. Pero el año, seguro: 1883. Eh…. No, perdón, tampoco, eh…. ¡Ah!!, 1881, lo que pasa es que me confundo con el fundador del Aikido…………….

Je je. Eran los 1ros 5 minutos de 3 horas, y la primera clase de 8 clases. ¡Buen comienzo! Con otra actitud, hubiera sido como para desaparecer en el sótano de la institución. Pero ni siquiera me planteé el problema. Seguí jugando, haciendo chistes, gastándome a mí mismo con mis desboles y haciendo un show unipersonal al mejor estilo Woody Allen de sus primeros tiempos. Luego seguí con los temas previstos, y además de Max Weber, Menger, la praxeología, La Acción Humana y los fenómenos complejos, comenzó lo más importante: la transferencia psicoanalítica con los alumnos. Y a las 21,30 sólo me alegré de que terminara la clase porque a las 22 pasaban E.R.en WB.

No crean que siempre hay “transferencia”. Con los de pregrado no me es tan fácil. Pero no nos vayamos de tema. Nobleza obligaba confesión. Sigamos.

En el ínterin, en esos primeros desopilantes minutos, donde seguramente algunos alumnos pensaron qué loco tenían delante, uno de ellos buscó en su computadora, wifi mediante, Mises, en Wikipedia. Apareció “todo”, pero, sobre todo, aquellos datos de los que yo, ADD mediante, acto fallido mediante o lo que fuere mediante, me había olvidado, y muy amablemente me los dijo, con sonrisa pícara. “Si si, claro, eso!!!!”, fue la respuesta de su memorioso profesor.

¡Excelente!!!El episodio me dejó pensando. Claro, él –ni nadie- me necesitaba para que le repitiera lo que ya encontraba en internet. Pero con eso vamos al tema de fondo: la clase nunca debió ser lo que luego, lamentablemente, casi siempre fue. Un ridículo lugar donde un señor, con ganas de que el pizarrón se convierta en un armario narniano, repite mecánicamente lo que ya está escrito en un libro y que los alumnos, of course, podrían leer por su cuenta. Luego en la “clase” siguiente “toma lección” y el alumno repite de memoria lo que ya está en el libro y lo que fue repetido por el profesor (texto al cubo). Y si se saca 10 será un “buen” alumno y los “profesores” dirán: ¡”sabe”!!!!

¿Sabe?

Ya “sabemos” que no, pero ya hemos hablado de eso. No in-sistamos. Lo que queremos ahora decir es: en todas las épocas, una “clase” devenida en repetición de datos es una ridiculez, muy costosa en vidas humanas, o sea, en aniquilación de las inteligencias y corrupción de la afectividad, con otro costo enorme en tiempo y dinero, como si sobraran.

Así que, ¿qué es lo nuevo?

Que nunca como en estos tiempos internécticos, esto es tan evidente. Los alumnos no necesitan “datos”: tienen todos los que quieran, al instante. Bueno, en realidad, tienen ahora la mayor apariencia de datos, porque nunca los hubo, ni ahora ni antes. Siempre hubo textos escritos que obviamente necesitaban contextos para ser decodificados, y en ese sentido –como ya hemos dicho- no se trata de que “no sean necesarios” los datos, sino que es imposible que los haya. No hay información: hay conocimiento, hay interpretación, hay creatividad, comentario, y si no hay eso, no hay nada, excepto mensajes escritos, cuya correcta sintaxis y semántica producen la ilusión óptica de que “dicen” algo, cuando el único que puede hablar, conocer, es el ser humano….

Pero nos fuimos de tema. Lo que queremos decir es que los alumnos despiertos, los que anhelan vida, (¿o sea, los alumnos?) siempre supieron dónde encontrar los textos escritos, y siempre buscaron, aunque poco encontraron, ese “algo más” que es nada más ni nada menos que el conocimiento humano, que no es ni carbono, ni silicio, ni Gutenberg ni papiro. Es creación….

Pero ahora, la cosa es, como decíamos, más evidente que nunca. El alumno despierto exigirá ahora –más en un post-grado- precisamente aquello que Wikipedia o Google no le puede dar. Si no, ¿para qué gastar valioso tiempo y dinero?

Ahora, la ridiculez del sistema formal positivista de enseñanza, concebido como una impresora de datos en un pobre alumno denigrado y maltratado como tabula rasa, está llegando a su fin “de hecho” con una increíble rapidez, por más que la burocracia de estados, sindicatos, coneaus, bruselas y diversos soviets se empeñen, con lamentable éxito, en mantener las apariencias, apariencias costosas, lamentables y ridículas. Pero gracias a la tan denigrada internet –qué raro que sus denunciantes sean a veces personas apoltronadas en lo más farisaico de sistema formal- la ridiculez del sistema es más y más visible. El profesor que no sepa hacer sencillamente lo suyo, o sea, comentar el texto, dar el contexto que no puede dar ningún texto, quedará cada vez más al descubierto. Y conste que no decimos esto desde una supuesta superioridad del “profesor creativo” vs. el profesor repetitivo. No, se trata simplemente de enseñar, o no. “Profesor repetitivo” es una contradictio in terminis. Mi oficio es un oficio como cualquier otro, y saberlo hacer no tiene ningún mérito adicional que cualquier oficio bien hecho. La sola diferencia es que quienes no saben el oficio, no saben que no lo saben y sobreviven en una estructura ya caduca, que sólo sirve para la alienación general. Pero sus víctimas serán cada vez menos. Los neos y trinitys son cada vez más, los morfheous y las pastillitas rojas, cada vez más. La matrix se desvanece en una amalgama lamentable de ineficiencia y coacción, y sus agentes smith habitan cada vez más el traje negro del ridículo.











Lectura recomendada: “Nuevas funciones profesionales docentes” (1978), de Luis J. Zanotti, en http://www.luiszanotti.com.ar/artinvedu1.htm#1

21 comentarios:

Poéticamente Insurrecto dijo...

Me encantó lo de los "armarios narnianos" y las analogías con Matrix...

... solo me reservo cierta cuota de recelo. No soy tan optimista con estas generaciones nuevas.

Me pasa de tener primos de entre 16 y 22 años, que me salen negando el holocausto, porque lo leyeron en internet, y me citan 200 fuentes que afirman los que ellos.

Cito este ejemplo porque es el que más me preocupó en los últimos meses, pero hay más.

No hace falta que se lo diga justamente a Ud, pero el acceso a la "información" (el mayor acceso a la "información") no garantiza libre pensadores, con el espíritu crítico necesario, con el valor necesario, con el deseo profundo, doloroso, desesperado de saber y entender.

(Obvio que a la cuota de torturados por la incertidumbre que hubo siempre, este mayor acceso los beneficia, potencia y sostiene mucho más que cuando teníamos que hacer cola en una biblioteca desvencijada de algún municipio del conurbano)

Pero en fin, ojalá me equivoque; ojalá muchos decidan tomar la pastillita roja. Por lo pronto, creo que el azul, sigue siendo el color de moda.

Gabriel Zanotti dijo...

PERO JUSTAMENTE QUERIDO AMIGO!!! Para ESAS preocupaciones es que esta el profesor!!!! El es el que cubre la brecha entre el "caos de sensaciones" de internet y el conocimiento. ESA es precisamente la función del profesor en tiempos de internet!!! Canalizar la ventana al mundo!!! Pero querer frenar internet hoy es como querer frenar los cinco sentidos. El profesor debe conformar ese mundo interior que debe hacer frente a ese océano internéctico. Ese es el punto. Pero querer poner al aula y al sistema educativo "frente a" internet, celulares, etc., es como querer tapar la luna con el dedo.........................................

Anónimo dijo...

El fundador del Aikido esperaba tu reverencia y eso te puso nervioso . Por lo general la gente realmente inteligente tiene poco "disco duro" . Dada la chatura cultural imperante se confunde frecuentemente memoria y viveza con inteligencia , y tecnología con sabiduría . Hasta decían que la prescindenta de la Nación era inteligente cuando es el mejor ejemplo del memorista que criticás . Algún día habrá chips subcutáneos para poder copiarse tranquilos en exámenes cosas tan interesantes como : años de nacimientos , nacionalidades , número de soldados en las batallas , colores de las banderas , etc . Seremos monos , pero informatizados ... Saluti . M.S

Frano dijo...

Gracias por recordarme esos primeros minutos de esa primera clase...
Y gracias por todo lo que vino después, algo que ni un libro ni wikipedia me hubieran podido dar...
Un abrazo.

Frano

Hector1564 dijo...

Gran post, Gabriel, tanto en el fondo como en la forma.

Hay que anotarle, sin embargo, un puntito a la wikipedia porque es rigurosa y abierta, porque, en suma, ha resucitado para convertirlo en realidad el precioso sueño de la Ilustración, de Diderot, de la enciclopedia universal.

Saludos

Juan Manuel Bulacio dijo...

Hoy en día, si te presentás a dar una clase o conferencia sin un "Power" te miran como si fueras un trucho o, en el mejor de los casos un bicho raro. Aunque al final tal vez se vayan habiendo disfrutado o aprendido algo y agradecidos. Los caminos de la docencia son apasionantes y la entrega y creatividad durante la clase la hacen satisfactoria y nueva para profesores y alumnos. Recrear el espíritu universitario se recuperar el juicio crítico y el pensamiento libre. Internet, los Power y cualquier otro avance tecnológico son bienvenidos como instrumentos complementarios y hoy casi indispensables para el aprendizaje. Pero lo verdaderamente indispensable es la ciencia y arte de la buena docencia.
Gabriel, en forma y en fondo encarna ese ideal docente con admirable sencillez, coherencia y profundidad.
Saludos. JM

Anónimo dijo...

Lo mejor que puede hacer un profesor serio hoy día es manejar un taxi...o un remis.

Un profesor anónimo

Guillermo L. Gomila dijo...

Muy buen post Gabriel! lo que sería interesante es empezar a pensar filosóficamente el "como" darle a nuestros alumnos ese "algo más" del que vos hablás...

Gabriel Zanotti dijo...

Un comentario a todos los comentaristas hasta ahora. M.S., gracias como siempre por los aportes. Frano, ¡qué buen grupo el de ustedes!!! Héctor, considero que Wikipedia es una corroboración viviente de la teoría del orden espontáneo de Hayek, así que más que un puntito para ella.................. JM, casi nunda doy clase con PP :-))), y gracias por tu aliento.... Anónimo, JM es testigo de que he pensado en serio en manejar un taxi.............. Guillermo, lo primero que se me ocurre decirte es que toda clase debe ser un diálogo y una terapia................

Zetetic_chick dijo...

Excelente post, profesor Zanotti.

Yo creo que el desafío actual para los profesores y maestros, y también para los estudiantes, ante el bombardeo masivo de información (especialmente a través de internet) consiste en saber decodificar y "procesar" esa información, esto es, saber pensar con ella.

No siempre es fácil discriminar o sopesar la calidad de la información estudiada, en especial sobre temas controversiales.

Los profesores tendrían que enseñar, entre otras cosas:

-Cómo evaluar la información
-Cómo discriminar las fuentes
-Cómo examinarla críticamente
-Como poder usar esa información, para desarrollarla y mejorarla (de ser el caso)

Los profesores serían guías en un proceso que requiere la participación activa y dinámica de los estudiantes.

Sobre Wikipedia, me gustaría decir que si bien la considero una iniciativa postiva y útil, creo que debemos ser críticos sobre algunos puntos:

-La censura de informaciones heterodoxas. Un ejemplo es en el caso del debate sobre el darwinismo, en el cuál algunos científicos (como Máximo Sandín y otros) proponen teorías científicas alternativas (como el neo-lamarckismo), pero sus referencias y críticas tienden a ser censuradas en wikipedia. Al respecto, pueden leer este artículo del biólogo Emilio Cervantes:

http://nuevabiologia.blogspot.com/2007/09/censura-darwinista-ahora-toca-aqu.html

-Humberto Eco escribó un artículo crítico de wikipedia donde comenta algunas de sus fallas, donde afirmó por ejemplo "La Wikipedia tiene también otra propiedad: cualquiera puede corregir un artículo que considera equivocado. Hice la prueba con el artículo que me concierne: contenía un dato biográfico impreciso, lo corregí y desde entonces el artículo ya no contiene ese error. Además, en el resumen de uno de mis libros estaba la que yo consideraba una interpretación incorrecta, dado que se decía que yo "desarrollo" una cierta idea de Nietzsche mientras que, de hecho, la contesto. Corregí "develops" con "argues against", y también esta corrección fue aceptada.

El asunto no me tranquiliza en absoluto. Cualquiera, el día de mañana, podría intervenir otra vez sobre este artículo y atribuirme (por espíritu de burla, por maldad, por estupidez) lo contrario de lo que he dicho o hecho. Además, dado que en Internet circula todavía un texto donde se dice que yo sería Luther Blissett, el conocido falsificador (e incluso años después de que los autores del truco llevaran a cabo su buen coming out y se presentaran con nombre y apellido), podría ser yo tan socarrón como para dedicarme a contaminar los artículos que conciernen a autores que me resultan antipáticos, atribuyéndoles falsos escritos, episodios pedófilos, o vínculos con los Hijos de Satanás
"

http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=775943

Por supuesto, estos defectos no deberían magnificarse o exagerarse, sino simplemente tenerse en cuenta para ser críticos son algunos de sus contenidos, en especial cuando se refieren a temas muy polémicos (donde al parecer, se tiende a beneficiar la teoría o versión dominante).

Por último, me gustaría indicar (aunque muchos de ustedes quizá ya lo sepan) que el libro de Mises "Marxism Unmasked" está dispobile online en forma gratuita:

http://www.fee.org/pdf/books/MarxismUnmasked.pdf

David Gordon acaba de hacer una reseña de ese libro:

http://www.mises.org/misesreview_detail.aspx?control=351

Saludos

Anónimo dijo...

esto me hace acordar a lo de tu sueño de una escuela diferente, ahora bien ¿es tan difícil de hacer, legalmente o ministerialmente hablando? ¿No te aprobarían el esquema y método, en el ministerio?

Juan I

Anónimo dijo...

Quizá haya un papel cuasi olvidado, de unos 500 años de antigüedad, titulado EL PROFESOR EN TIEMPOS DE LA IMPRENTA con algún docente de esa época, plantéandose el cambio de paradigma que implicó la existencia masiva de libros, no?

Qué loco. En mi humilde opinión, creo que Internet es un cambio aún más radical que la aparición de la imprenta -es un tema a discutir por siglos, claro- porque no sólo sirve para propagar información y conocimiento (o datos si se quiere), sino además, para relacionar personas, hacer negocios, opinar, presionar gobiernos, etc, etc, etc, etc. Es un cambio en el balance de poder. Bueno, me fui de tema...

Lo que decía es que si creyera en la reencarnación, por ahí te diría que sos un profesor del medioevo, con alguna reminiscencia de tu vida pasada frente a una clase de alumnos de la universidad de Padua, planteándoles lo mismo que ahora planteás con Internet.

abrazos! Juan R

Troy Mc Cleur dijo...

Gabriel,
Me gusto mucho tu escrito. Me consuela saber que "del otro lado del escritorio" tambien se piensa que copiar infinitas diapositivas "traducidas" por un "experto" es inutil.
Buen fin de semana

Anónimo dijo...

El liberal quiere que el docente le venda horas de clase: es criminal.

Francisco

Gabriel Zanotti dijo...

Bueno, gracias a todos de vuelta. Zetetic, gracias por los aportes y los datos. Anónimo, que aprueben eso en Argentina sería como que Hitler hubiera aprobado al estado de Israel en su territorio. Juan R, muy buena la analogía histórica. Troy, gracias por tu aporte y bienvenido al blog. Y anónimo final: no puedo más que preguntarle a qué se refiere..............

Troy Mc Cleur dijo...

Gabriel,
Nunca pensaste que quizas a veces es mejor no "despertar" a nadie, para que se "ahorre" los problemas de pensar y repensar la existencia y siga con su vida de ingenuidad?? Se que se disfruta mucho estando despierto, y de la reflexion, pero estoy hablando si por momentos no te cansas de "comer arroz con avena".
saludos

Anónimo dijo...

Me refiero a que el liberalismo económico pretende que el profesor sea un comerciante de horas de clase, lo cual, obviamente destruye la vida universitaria.

Francisco, el profe

Gabriel Zanotti dijo...

A Troy: soy filòsofo.......

Anònimo: no recuerdo ninguna biblia del liberalismo esconòmico que le diga al profesor si sus clases se deben cobrar o no..... Pero que se cobren no es el problema..... De todos modos es un debate interesante. Lo podemos seguir con mucho gusto.

Anónimo dijo...

Bue..."soy filosofo"...Eso lo tienen que decir los demás, no uno! Es un título honorífico.

Rozitchner

Gabriel Zanotti dijo...

Bueno, glup, ¡perdón! Quise decir: "soy un tipo que debe despertar". No es un honor; es un laburo, y bastante complejo e ingrato......

Bienvenido al blog!

rasec dijo...

en realidad la velocidad de la informacion recibida y su cantidad es un paso mas en el desarrollo de la raza humana y no perder el tiempo intentando danr a conocer sus temores y fustraciones mejor pensemos en el proximo paso de la humanidad